Reseña: El día que dejó de nevar en Alaska | Alice Kellen

Editorial: Titania (Ediciones Urano México)
Páginas: 352
Precio: $345
¡Gracias a la editorial por el ejemplar!
Calificación: Sin calificar (Abandonado)

Un chico con el corazón de hielo. 
Una chica que huye de sí misma. 
Dos destinos que se cruzan. 
Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás. 
Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad. 
La nieve empieza a derretirse. 
Y todo encaja.


Opinión


Bien. Esta reseña será corta porque no hay muchas cosas buenas que pueda decir de este libro. Si bien, es la tercera vez que leo a la autora. De Alice Kellen he leído 33 Razones y 23 Otoños o algo así, me disculpan si están mal los títulos pero ahora mismo no lo recuerdo con claridad.


Había leído que a muchas personas les había encantado esta historia. La autora es famosa por sus libros tan románticos, bonitos y los otros anteriores me habían gustado. Así que cuando supe que este libro era el más personal de la autora pues me picó la curiosidad.

La historia da comienzo con Heather. La chica ha decidido huir y encontrar esperanza. Desea cambiar. Si bien no se sabe de qué huye así que todo es un misterio desde el principio. Las pocas personas que conoce ahí les parece extraño que aquella chica haya ido a un lugar tan alejado de la civilización, sobretodo a un lugar con muchísimo frío.

Para la fortuna de la chica consigue un trabajo y ahí se encuentra con Nilak, un chico que se hace el malote y que como en todas las novelas contemporáneas, la trata de la patada. En verdad que no deseo indagar mucho en este libro porque no me gustó nada de nada. El simple hecho que les diga que no lo terminé ya dice mucho. Estoy cansada de las historias clichés: una chica tierna o que tiene algo que ocultar y el tipo malote que la trata de la patada. La verdad es que no sé si todo mejora a la mitad o al final de libro, pero no me esperé, no quise descubrirlo. Cada página que leía se me hacía una tortura.

Sé que hay muchos lectores que aman a la autora y respeto sus gustos, aunque también espero respeten el mío, nunca falta la persona intensa que se lo toma a mal jaja. Lo que sí debo agradecerle a este libro es que me hizo dar cuenta que el género contemporáneo ya no es lo mío. Antes sí, pero mis gustos han cambiado y está bien. Me gusta eso.


Carolina GO

Aprenda a amar sus derrotas, Marcus, pues son las que le construirán. Son sus derrotas las que darán sabor a sus victorias. Joël Dicker

5 comentarios:

  1. Hola!
    Yo este libro tengo muchas ganas de leerlo, siempre disfruto con las historias de esta autora. Espero que tu siguiente lectura sea mejor.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola guapi!
    No he leído este libro, tampoco me llama mucho, pero vaya que decepción que no te gustara nada nada. La verdad que los clichés suelen cansar mucho y estos libros juveniles suelen ser todos iguales :(
    Espero que tu próxima lectura sea mejor!

    Besines!

    ResponderEliminar
  3. jo! nos encanta la sinceridad de tu reseña, lo valoramos mucho, gracias! saludosbuhos

    ResponderEliminar
  4. A todo el mundo no le puede gustar lo mismo. A mi este libro me gusto mucho aunque no es mi favorito de la autora.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Me encantaría leer este librito pero antes voy a decantarme por El chico que dibujaba constelaciones. Un besote :)

    ResponderEliminar